fbpx
Continúan las charlas gratuitas de Economía Casera

Continúan las charlas gratuitas de Economía Casera

Este martes, Matías Tombolini compartió con los vecinos y las vecinas de Parque Avellaneda sus consejos para hacer rendir mejor el presupuesto familiar. El sábado pasado estuvo en Villa Crespo y este jueves llevará su ciclo a Barracas.

Matías Tombolini redobla su ciclo de charlas gratuitas denominado Economía Casera, que arrancó en febrero de este año y lleva numerosos encuentros realizados en los diferentes barrios porteños e, incluso, en diversas ciudades del interior.

En estas conferencias, el economista comparte sus consejos con los participantes para que puedan mejorar el rendimiento de sus presupuestos familiares y sobrellevar de una mejor manera la crisis que actualmente sufre el país.

Este martes, Tombolini llevó su charla al barrio de Parque Avellaneda. “Allí vimos cómo la incertidumbre afecta nuestro bolsillo en el día a día y repasamos los pasos para armar un presupuesto familiar, ya que planificando los gastos se puede ahorrar entre un 7% y un 15% en el año”, explicó el economista, tras el encuentro.

“También conocí a Horacio, dueño del bar GloTom, que me contó cómo es manejar su comercio en pleno contexto recesión”, añadió.

El sábado pasado, el candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna habló de economía doméstica en el barrio de Villa Crespo. Y este jueves, a las 18:30, lo hará en Barracas.

Para consultar la agenda de charlas y poder inscribirte, hacé click aquí.

Te esperamos.

“La dirigencia política debe darle certidumbre a la economía”

“La dirigencia política debe darle certidumbre a la economía”

Así lo expresó el candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna, Matías Tombolini, en una entrevista en C5N. Dijo que no puede ser que hoy no sepamos cuál es el valor de los productos que compramos.

El candidato a jefe de Gobierno de Consenso Federal, Matías Tombolini, habló sobre la difícil situación que atraviesa el país y subrayó que los argentinos vivimos en la incertidumbre, ya que no sabemos cuánto van a costar, de un momento a otro, los productos que consumimos.

“La economía argentina transita una incertidumbre de la mala”, expresó Tombolini, en una entrevista en C5N.

Explicó que, a diferencia de la “incertidumbre buena”, que es “esa que uno tiene cuando empieza un proyecto”, la incertidumbre mala, “es esta en la que estás vos, en la que estoy yo, es la que nos angustia a cada uno de los argentinos porque no sabemos cuánto valen las cosas, cuánto vale la leche, cuánto vale la carne”.

Luego, contó que, en la última charla de Economía Casera, que brindó el sábado pasado en Villa Crespo, cuando les preguntó a los asistentes si sabían cuánto costaba una docena de facturas, cada uno de los cincuenta participantes dio un precio distinto.

“Esto no puede ser –remarcó el economista–. No es que la dirigencia política deba decir cuánto valen las cosas, pero tiene que construir las herramientas que le ofrezcan certidumbre a la economía”, concluyó.

Antes de ir a votar, Tombolini volvió a su cocina con su propuesta de bajar impuestos

Antes de ir a votar, Tombolini volvió a su cocina con su propuesta de bajar impuestos

El candidato a jefe de Gobierno de Consenso Federal, Matías Tombolini, recurrió a un recurso que, desde la elección anterior, se convirtió en su sello personal. Recibió a los periodistas en su casa y, jugando con su heladera, cuestionó las tasas impositivas y pronosticó los precios de algunos alimentos básicos para 2023.

Antes de ir a votar, el candidato a jefe de Gobierno de Consenso Federal, Matías Tombolni, presentó en su casa del barrio de Almagro a su flamante compañera de campaña: una nueva heladera, comprada en cuotas, que usó para explicar cómo los impuestos les comen los ingresos a los porteños.

“De esta heladera, la parte del freezer se la lleva la política, porque el 39 por ciento de su precio son impuestos”, afirmó ante los periodistas que fueron a visitarlo a su cocina, que se hizo famosa en la elección pasada, cuando, por medio de un recordado spot publicitario, el economista instaló el eslogan “la plata no alcanza”.

Ahora, con este recurso, Tombolini reforzó su propuesta de bajar los impuestos en la Ciudad de Buenos Aires, sin violar la veda.

Pero no todo terminó ahí. El economista evaluó los aumentos que tendrían diferentes productos de la canasta familiar si en los próximos cuatro años aumentaran lo mismo que en el actual gobierno de Mauricio Macri. Para esto, en su vieja heladera puso aceite, tomates y leche con el precio actual, mientras que en la nueva colocó los mismos productos con el precio estimado para 2023.

Los datos a futuro: leche a 161 pesos (286% de aumento), el kilo de tomates a 165 pesos (187% de aumento) y aceite a ¡542 pesos (403% de aumento)!

Luego, el candidato a jefe de Gobierno  de Roberto Lavagna concurrió a votar, acompañado por su familia, a la Escuela Rosario Vera Peñaloza.

Los periodistas que lo visitaron se llevaron una «Tombolsita» con alfajores, turrones, caramelos y hasta un jugo.  No quedó claro si la marca de los productos era Pindonga o Cuchuflito pero se fueron todos muy conformes.

PASO a paso: Tombolini y Marco Lavagna recorrieron la Ciudad previo al cierre de campaña

PASO a paso: Tombolini y Marco Lavagna recorrieron la Ciudad previo al cierre de campaña

Visitaron varios comercios y establecimientos educativos y de salud junto a otros integrantes de las listas porteñas de Consenso Federal. La actividad culminó a la noche con una caminata por la avenida Corrientes.

El candidato a jefe de Gobierno de Consenso Federal, Matías Tombolini, salió nuevamente a recorrer los barrios porteños, en su última actividad de campaña antes del acto de cierre que compartirá el jueves junto a Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

La salida, que incluyó varias comunas y continuó hasta la noche, comenzó por la panadería Antigua Carpinacci, ubicada en Marcelo T. de Alvear 1536. “En este local emblemático de Recoleta, sus dueños, Pablo y Marisol, que son hermanos, nos contaron la situación complicada que viven por la caída de las ventas, el aumento de las tarifas y los altos impuestos que tienen que pagar”, expresó Tombolini, tras salir de la panadería. Al respecto, el candidato volvió a remarcar su plan de “volver a poner plata en el bolsillo de la gente”, empezando por “bajar la carga impositiva que pesa sobre los porteños”.

El periplo continuó por el taller mecánico de Armando, ubicado en Estados Unidos 1660, en Monserrat (Comuna 1). Junto al primer candidato a diputado nacional de Consenso Federal, Marco Lavagna, Tombolini charló con el dueño, quien le contó que recibió un 50 por ciento menos de autos en relación con el año anterior, y que dos locales aledaños tuvieron que cerrar por el abrupto descenso de sus ventas.

El CESAC Nº 38, ubicado en Medrano 350, Almagro (Comuna 5), fue el siguiente punto de visita, debido a que tanto la salud, como la educación, son prioridades del plan de gobierno de Tombolini.

El economista, además, recorrió comercios por Medrano junto a Rodrigo Herrera Bravo, quien integra la lista para la Legislatura porteña. “¿El dato? Persianas bajas y muy poco movimiento en una de las zonas más comerciales de la Ciudad”, subrayó Tombolini.

También en la Comuna 5, el candidato visitó la Escuela de Cerámica Nº 1 (Bulnes 45, Almagro), que corre el riesgo de ser trasladada. “La quieren llevar a Mataderos, sin tener en cuenta que los chicos y las chicas de Almagro, que aprenden un oficio, tendrían que viajar más de una hora”, explicó Tombolini, solidarizándose con los alumnos y las alumnas del establecimiento educativo.

A las dos y media de la tarde, Tombolini se acercó al Parque de la Isla de la Paternal, en la Comuna 15. “Cuando hablo de prioridades, me refiero a esto. Discutamos espacios verdes versus negocios inmobiliarios. Pero el Gobierno de la Ciudad, que nacionalizó la elección, no quiere debatir cuestiones porteñas”, manifestó.

El cronograma continuó por la tarde en el comercio Pijamas Paytiti, del barrio de Floresta (Comuna 10), y una recorrida por la Plaza Flores (Comuna 7).

Por la noche, Tombolini, Marco Lavagna, Herrera Bravo y otros miembros de las listas de Consenso Federal realizaron una caminata por la avenida Corrientes para abordar las problemáticas de los teatros.

Los candidatos a juntistas de cada una de las comunas visitadas, como también integrantes de las boletas para senadores, diputados nacionales y legisladores porteños se sumaron en diferentes puntos de las recorrida.

3 respuestas a 7 días de las PASO. Y un dato de yapa

1. ¿Por qué soy precandidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?

Porque quiero que los porteños recuperen sus proyectos de vida, que comienzan por cuestiones tan básicas como llegar a fin de mes.

Para eso, como primera medida, hay que eliminar gastos superfluos, de manera tal que sea posible:

  • bajar impuestos,
  • poner dinero en el bolsillo de vecinos, pymes y comercios porteños,
  • y reactivar el consumo, el trabajo y la actividad económica.

Con la eliminación de gastos superfluos, además, se pueden reorientar partidas hacia servicios públicos como la salud, que todos pagamos con impuestos. No es un tema menor.

Un solo ejemplo: el 95,8% de los porteños mayores de 60 años, si bien financia con sus impuestos la salud pública, se atiende a través de obras sociales o prepagas, pues no recibe la prestación adecuada en el sistema de salud porteño. Y tomando a todos los grupos poblacionales, en términos generales más del 80% de los porteños no utiliza el sistema público de salud por el que paga.

Pagamos más impuestos que hace 10 años pero recibimos iguales o peores servicios que hace una década. Algo no cierra… Y eso que no cierra es el dinero que administra la política.

2. ¿Qué es lo que más me preocupa de CABA?

La crisis económica y social que atraviesa CABA, y que es la de un país que hace por lo menos 8 años que no crece. Y también el desorden en la administración del dinero público y en las prioridades que tiene el actual Gobierno de la Ciudad.

Ejemplo: el GCBA, en 2018, gastó casi $1.700 millones en publicidad oficial, monto que podría haberse reducido para bajar impuestos y/o reorientado total o parcialmente para áreas clave como salud y educación. (Ni me quiero imaginar lo que estará gastando este año electoral).

3. ¿Por qué formo parte de Consenso Federal?

Porque Roberto Lavagna sabe administrar crisis y demostró coherencia en todo este proceso de armado de una tercera vía por fuera del odio y el terror de la grieta.

Como ministro de Economía, le tocó asumir a mediados de 2002, año en el que la economía caía 10,9%. Y en los 3 años siguientes el PBI creció al 8,8%, 9% y 8,9%, respectivamente. Dejó una economía en vigoroso crecimiento, y no solo comparándola contra un mal 2002. Si nos vamos a 1998, el máximo PBI del menemismo, Roberto Lavagna dejó a la economía un 5,8% más arriba: nos recuperó y puso de pie, nos hizo crecer de verdad.

Estos son datos, no relatos.

Además, Lavagna bajó el nivel de endeudamiento público de 166,7% del PBI en 2002, al 68% en 2005. Y, en términos acumulados, la productividad total de los factores a nivel país creció 16% entre 2003 y 2005.

La yapa: el “Programa de Influencers”, un gasto súper superfluo

El “Programa de Influencers” es otro de los numerosos gastos superfluos del Gobierno de la Ciudad. ¿Qué es? Una iniciativa que se inició en 2017 y que sigue vigente. Por él, el Ente de Turismo de CABA ya trajo a 105 influencers del exterior para supuestamente “posicionar” a la Ciudad como destino turístico. A los influencers se les paga alojamiento en hoteles de lujo como el Faena, traslados dentro de la Ciudad y los pasajes aéreos (a veces intercontinentales). Mientras que una agencia de comunicación cobra sus honorarios por la gestión.

¿Cuánto gastó el GCBA entre 2017 y febrero de 2019 por el “Programa de Influencers”?: $3.172.700, equivalentes a 98.470 litros de leche para comedores escolares, o a la mitad de lo que piensa recaudar el GCBA en 2019 en términos de Tasa Municipal de Inspección y Verificación de obras.

¿Te das cuenta de que cuando te asomás y ves el gasto del GCBA te encontrás con sorpresas por todas partes, con áreas donde perfectamente podés recortar o incluso eliminar? Y, dicho sea de paso, con respecto a esa equivalencia entre ese “programa” alocado y las tasas municipales: éstas, justamente, deberían ser reducidas e incluso ser eliminadas, dado que afectan directamente a las pymes porteñas.

Vos y yo sabemos hacerlo

Priorizar el trabajo, la educación, la salud, la seguridad, el consumo y la actividad económica de vecinos, empresas, pymes y comercios porteños es posible si eliminamos la enorme cantidad de gastos superfluos del GCBA.

Con esta eliminación se puede:

  • bajar impuestos,
  • poner dinero en el bolsillo de la ciudadanía
  • y orientar el gasto allí donde es imprescindible, como la salud, la educación o la seguridad.

Quiero que el ajuste de una buena vez lo haga la política y su pésima administración del dinero público, y no el comerciante o el vecino de la Ciudad que, a diario, son estafados con servicios públicos que dejan mucho que desear.

Tengo el coraje y la fuerza para hacer de Buenos Aires una ciudad más justa. No te dejes llevar por el miedo, el odio, las promesas vacías o la política oficial del maquillaje.

Acompañame.

Vos y yo sabemos hacerlo.

Tombolini visitó un centro comunitario y destacó la labor de este tipo de instituciones

Tombolini visitó un centro comunitario y destacó la labor de este tipo de instituciones

El candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna sigue recorriendo los barrios. En esta oportunidad se acercó a Ory, una asociación civil que pertenece a la comunidad judía y que ofrece atención a personas con necesidades especiales.

Días atrás, cuando la ola polar azotaba la Ciudad de Buenos Aires, el centro comunitario Ory, que brinda contención a personas con discapacidad intelectual leve y moderada, fue noticia a raíz de una iniciativa llevada adelante por sus asistentes: tejer mantas para abrigar a perros lisiados, ciegos y ancianos, que son hospedados en un refugio llamado El Campito.

Este viernes a la mañana, esta asociación civil, ubicada en Nicasio Oroño 1679, recibió la visita de Matías Tombolini, quien se encuentra recorriendo los barrios para escuchar los problemas de los vecinos y las instituciones porteñas, y darles a conocer su propuesta para la Ciudad de Buenos Aires. En esta oportunidad, el candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna estuvo en las comunas 6, 11 y 15.

Tombolini fue recibido por Eliana Tobal, licenciada en Psicología y coordinadora general de Ory. Este centro pertenece a la comunidad judía pero también está abierto al resto de la sociedad. Brinda atención a más de treinta personas, a las que les ofrece, diariamente, desayuno, almuerzo y merienda, además de talleres de Cultura General; Arte, Terapia y Emociones; Música; Judaísmo; Danzaterapia; Baile; Comedia Musical; Literatura; Mandalas; Educación Física, y Yoga, entre otros.

Quienes asisten a Ory, además, realizan salidas a diferentes lugares, participan de festivales de baile y concursos de literatura, reciben la visita de alumnos de escuelas de la zona y llevan a cabo numerosos proyectos para la comunidad.

“Somos una asociación civil que trabaja para brindarles a quienes llegan la mejor calidad de vida posible. También tratamos de ayudar y de acompañar a aquellos que tienen dificultades socioeconómicas o no poseen obra social. Por eso consideramos que Ory es mucho más que un centro de día. Es un centro de contención comunitaria”, afirmó Tobal.

Tras agradecer el recibimiento, Tombolini recorrió las instalaciones del lugar, saludó a las personas presentes, charló con ellas y se interesó por sus actividades.

Luego de retirarse, manifestó: “Los centros comunitarios como Ory llevan adelante una misión muy importante, que es la de brindar contención a quienes lo necesitan y fortalecer el vínculo entre vecinos. Estas instituciones, como también los clubes de barrio, suelen tenerla difícil por culpa de la crisis y de los constantes aumentos de tarifas”, subrayó.

Finalmente, destacó que el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, “tiene un plan para volver a poner la economía argentina en marcha”.

“Nosotros, en la Ciudad de Buenos Aires, también lo tenemos: fijar nuevas prioridades que permitan atender a la demanda social, evitar los gastos superfluos, bajar los impuestos y que la gente vuelva a tener plata en el bolsillo”, concluyó.

Tombolini visitó una asociación de jubilados, jugó al tejo y criticó el modelo económico

Tombolini visitó una asociación de jubilados, jugó al tejo y criticó el modelo económico

En la Comuna 10, el candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna estuvo en el centro que funciona en la Plaza Terán y compartió parte de la tarde con los asistentes. Al retirarse, realizó declaraciones políticas.

“Vení que te enseño cómo tirar bien.” Cacho lanza el disco y arrima. Matías Tombolini lo imita y apunta como si se tratara de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También arrima, se ríe y agradece.

El partido de tejo tiene lugar en el centro de jubilados de la Plaza Terán, ubicado en el barrio de Villa Real, al que el candidato de Roberto Lavagna fue a visitar este miércoles por la tarde.

Al lugar asisten numerosos jubilados de la Comuna 10, que se juntan a jugar no solo al tejo, sino también al dominó, al mus, al truco, al chinchón o al ajedrez. O a compartir, simplemente, un momento entre amigos.

Durante la reunión, los anfitriones le contaron al economista la historia del centro y sus necesidades. Y del esfuerzo que realizan para mantenerlo.

“Muchas gracias por haberme recibido y por haberme permitido escucharlos”, expresó Tombolini antes de retirarse.

Tras finalizar el encuentro, el candidato a jefe de Gobierno subrayó: “El poder adquisitivo de la jubilación mínima cayó un 14% desde que asumió Macri. En ese mismo lapso, los precios de los remedios casi se duplicaron. La leche aumentó un 259% y los alimentos, en general, un 193%. Está claro que el costo de vida no tuvo un correlato en el aumento de los haberes jubilatorios. Con el plan de Lavagna, vamos a tomar medidas para volver a poner plata en el bolsillo de la gente y hacer arrancar de nuevo la economía”, concluyó.

A Tombolini lo acompañaron Darío Cova y Stella Maris Martínez, quienes encabezan, respectivamente, las boletas que Consenso Federal presenta para las juntas de las comunas 10 y 11.

Resumen de la semana (del 22/07 al 26/07)

Nos quieren tapar con pavimento una pésima gestión

¿Cambiamos con Cambiemos en la Ciudad? ¿Y en el país? Todo indica que no. Cualquier indicador económico-social habla por sí solo.

El actual Gobierno de la Ciudad opera con la misma lógica que el Nacional e incluso que el que impuso Cristina Kirchner. Nos cobra impuestos carísimos para dilapidar nuestro dinero y devolvernos servicios públicos del cuarto mundo, pero con un presupuesto per cápita del primer mundo.

El GCBA disimula de manera sistemática su ineptitud y derroche del dinero público con relato. Un relato que puede adquirir aristas de frivolidad cuando al embellecimiento de la Ciudad se lo quiere transformar en un pretendido “logro” político.

La afirmación precedente la sostuvo Martín Lousteau en 2015 y 2017. Mirá el video. No sé qué le pasó a Lousteau, ahora precandidato a senador por Juntos por el Cambio. ¿De repente comulga con ese Gobierno de la Ciudad al que criticaba por ocultar “con globos” los problemas?

Si desde un costado de la grieta nos quisieron tapar datos de pobreza interviniendo el Indec y alterando las cifras, desde el otro costado del ring-side hacen lo mismo los otros, con obras públicas de embellecimiento urbano que implican derroche y gastos superfluos.

Los dos polos de la grieta tienen más parecidos que diferencias.

Mentiras de uno y otro lado de la grieta

“Miente, miente que algo quedará”. Esa parece ser la consigna de macristas y cristinistas en este último tramo previo a las PASO. Ambos construyen relatos épicos que no existen. ¿Vemos la realidad de la Ciudad con datos y sin relatos?

Estamos superando el 21% de pobreza, aunque el gasto en seguridad social es enorme. Solo en 3 años de gestión el GCBA aumentó 6 puntos porcentuales el indicador de pobreza en la Ciudad.

Eso no es todo. Aumentan las personas en situación de calle. Cierran comercios y pymes,y se desploma la actividad. Las familias se endeudan… Y, mientras tanto, el Gobierno local te asegura que Buenos Aires está “más linda”.

¿”Más linda” para quién? ¿Desde cuándo hacer algo “lindo” es sinónimo de “buena gestión”?

Gastos superfluos: una fiesta de derroche e impuestos carísimos

En un contexto crítico en lo económico y social como el que nos dejó el cristinismo y nos aumentó el macrismo, en 2018 se priorizó gastar $7.900 millones para organizar los Juegos Olímpicos de la Juventud. ¿Sabés a qué se equipara ese número? A:

  • el 94% de lo recaudado por ABL en 2018,
  • el 47% de los recaudado por el Impuesto de Sellos en igual año
  • y a 383.000 canastas básicas totales (promedio 2018) para hogares de una pareja y dos hijos.

¿De dónde salieron todos esos millones? De tu bolsillo. De tus impuestos.

Esa cifra gastada es equivalente, además, a más del doble de lo que proyecta recaudar el GCBA por la contribución municipal al consumo de energía eléctrica que así figura en tus facturas de luz. Se trata de una tasa del 6,383% sobre el subtotal de tu factura, que se queda el GCBA porque a vos -vecino, comerciante, pyme, club de barrio- se te ocurre, con tarifazo y todo, encender una luz de noche.

Se puede ajustar el gasto político, pero el GCBA no quiere

Que una Ciudad esté “más linda”, ¿te habilita a que se hayan gastado $10 millones en 2017 para instalar macetones en las esquinas de ciertos barrios porteños? Así figura en el presupuesto y ese monto se gastó: ¡$10 millones!

¿Sabías que con ese mismo dinero el GCBA podía, al precio de hoy, abastecer a patrulleros de la Policía de la Ciudad con 238.094 litros de nafta?

La pregunta da cuenta de cuál es la prioridad: entre macetones y nafta para patrulleros, macetones. Entre bajarte impuestos y macetones… Macetones.

De bajar impuestos, reactivar la producción y la actividad comercial, impulsar el consumo y generar empleo genuino, de todo eso, nadie te habla. Como tampoco de garantizarte servicios públicos de calidad, aquellos por los que pagás.

Para el GCBA la inversión en educación, salud y seguridad pueden esperar. ¿Y un macetón o la organización de un evento deportivo internacional? No, eso no puede esperar.

El orden de prioridades está cambiado en Buenos Aires. El maquillaje es prioridad. Lo importante es secundario.

 

Cada vez es más fácil ser pobre en la Ciudad

A la par que los gastos superfluos se multiplican -cosa que también te conté la semana anterior, y asimismo la otra que la antecedió-, las estadísticas oficiales muestran aquello que el GCBA te quiere tapar con macetas, relato, más macetas y embellecimientos varios.

Las mediciones de la Canasta Básica Alimentaria (que define la línea de indigencia) y la Canasta Básica Total (que define la pobreza) indican que los porteños de clase media, para no caer en la pobreza, debieron ingresar en junio de este año casi un 60% más que en junio de 2018. Es decir, cada vez es más fácil ser pobre en la Ciudad.

Los datos que brinda el informe te los resumo en 3 ejemplos.

1 | Familia tipo – Indigencia: si es propietaria, necesitó $15.043,11 para no ser indigente en junio y $38.643,11 por mes si debió alquilar un 3 ambientes a un precio promedio de $23.600, sin contar expensas, según (también) datos estadísticos oficiales del GCBA.

2 | Familia tipo – Pobreza: si es propietaria, esa familia precisó $30.914,77 por mes para no ser pobre en junio y $54.515,77 por mes si alquiló un 3 ambientes a un precio promedio de $23.600, sin contar expensas. Agrego: la Dirección Nacional de Estadística y Censos admite que una familia tipo, para pertenecer a la clase media y no correr riesgo de caer en la pobreza, debió ingresar en junio, como mínimo, $48.758,80 por mes.

3 | Pareja de adultos mayores, inactivos y propietarios de una vivienda: debió cobrar $7.595,54 en junio para no ser indigente y alrededor de $31.000 si alquiló en igual mes un depto de 3 ambientes. Mientras que la misma pareja debió contar con $15.578,39 para no ser pobre y $39.178 si alquila un 3 ambientes, sin contabilizar expensas.

El precio que supone no caer bajo la línea de pobreza en CABA tiene parte de su explicación en el cuadro siguiente:

Los aumentos interanuales de alimentos, servicios, alquileres y prepagas, junto a la carga impositiva del GCBA (manifiesta u oculta, como en el caso de la luz), no hacen más que acelerar el deterioro de la economía de los porteños.

Soluciones, no verso

Frente a esta situación crítica es necesario atacar las causas y no las consecuencias. ¿Esto qué supone?

  • Eliminar gastos superfluos.
  • Bajar impuestos.
  • Reordenar prioridades.

Estas medidas no son un relato más. Se basan en datos y son propuestas concretas.

Solo hay que saber y animarse a hacerlo.

Es posible una Ciudad con servicios de calidad, más equitativa y con su actividad económica reactivada. Pero la que se tiene que ajustar es la política con su derroche frívolo de recursos, que lo realiza a costa del dinero de nuestros impuestos.