“Los porteños sufren las consecuencias de las políticas nacionales”

“Los porteños sufren las consecuencias de las políticas nacionales”

Así lo afirmó el candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna, Matías Tombolini, al hablar de las altas cifras de desempleo que hay en la Ciudad de Buenos Aires. También cuestionó “el desorden de prioridades” de Rodríguez Larreta.

Los números de desempleo en la Ciudad de Buenos Aires son más elevados que los nacionales informados por el Indec. Y es de esperar que la cifra todavía escale más en este tercer trimestre”, expresó el candidato a jefe de Gobierno porteño de Consenso Federal, Matías Tombolini.

“Según las estadísticas oficiales del Gobierno de la Ciudad –señaló el economista– la desocupación en el distrito porteño del segundo trimestre llegó al 10,9 por ciento. Esto es 0,6 puntos porcentuales en términos interanuales. Y la subocupación para ese periodo fue del 11,5 por ciento. Es decir, 2 puntos porcentuales interanuales más.

Asimismo, destacó que “entre el cuarto trimestre de 2015 y el segundo trimestre de 2019, la desocupación en la Ciudad de Buenos Aires creció 4,1 puntos porcentuales”.

“La conclusión de todo esto es que la Ciudad de Buenos Aires no es una isla. Los porteños sufren las consecuencias de las políticas nacionales y el desorden de prioridades del Gobierno local”, expresó Tombolini, que concluyó: “Por suerte, junto a Roberto Lavagna, estamos a tiempo de revertir esta situación”.

“Hay que transformar la educación”

“Hay que transformar la educación”

El candidato a jefe de Gobierno de Roberto Lavagna, Matías Tombolini, propuso incorporar el desarrollo de las “habilidades blandas” y sumar educación vial, financiera y alimentaria a la currícula del nivel medio.

 El candidato a jefe de Gobierno de Consenso Federal, Matías Tombolini, llamó a transformar la educación en la Ciudad de Buenos Aires.

En ese sentido, el hombre de Roberto Lavagna en el distrito porteño marcó distancia de los planteos de Horacio Rodríguez Larreta y del Frente de Todos. “Solamente discuten lo cuantitativo y no lo cualitativo”, expresó.

“Lo que hay que hacer –manifestó el economista– es debatir el modelo educativo, no cuántos pibes reciben una tablet”.

Tombolini propuso incorporar a los programas de las escuelas el desarrollo de las denominadas “habilidades blandas”.

Además, dio tres ejemplos de enseñanzas que hoy no se dictan y que, según afirmó, deberían ser parte de la currícula del nivel medio: educación financiera, educación vial y educación alimentaria.

Respecto de la primera, señaló que le permite a quien la aprende gestionar sus recursos de manera mucho más eficiente, y que su necesidad se basa en que “los chicos y chicas de hoy reciben muchísimos estímulos para consumir, pero nunca para poder elegir mejor”.

También se refirió a la educación vial, fundamental para evitar accidentes que, muchas veces, cuestan vidas.

Finalmente, destacó la importancia de que se incorpore una educación para la alimentación saludable. “Hoy tenemos un mercado que estimula todo el tiempo a los pibes a comer mal. Los estimula para que sean diabéticos y obesos. Y no hay ningún tipo de educación para que se alimenten mejor”, subrayó.

Por otra parte, el candidato, que es profesor de la Universidad de Buenos Aires, cuestionó que en las escuelas se suele estudiar “de memoria y no los procesos históricos”. Y que los alumnos y alumnas que llegan al CBC “muchas veces no pueden comprender un texto”.

“Por eso es tan necesario debatir un nuevo modelo educativo. La única discusión cuantitativa que hay que dar es la de los comedores escolares. Porque si los pibes y las pibas no comen en los primeros años de vida no tienen chances de competir en la economía del futuro”, finalizó.

«Tombo» escuchó las propuestas e inquietudes de los vecinos de Balvanera

«Tombo» escuchó las propuestas e inquietudes de los vecinos de Balvanera

En siete mesas de debate, colocadas en el Colegio San José, de la Comuna 3, los participantes elaboraron iniciativas y dieron a conocer las problemáticas que afectan a su barrio.

Más de 70 personas participaron de la cuarta edición del programa “CESBA en los Barrios – Encuentro con Vecinos”, que tuvo lugar en el barrio de Balvanera, el viernes pasado por la tarde. La reunión se realizó en el Colegio San José, ubicado en Azcuénaga 158, en la Comuna 3.

En siete mesas de debate, coordinadas por asesores técnicos de diversas organizaciones componen el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA) –en esta oportunidad estuvieron representados la CGT, la CGE, FECOBA, CEC y ADECUA– y por personal del organismo porteño, los vecinos de Balvanera dieron a conocer las problemáticas que aquejan a su barrio y expusieron varias propuestas para mejorar la Ciudad.

El presidente del CESBA, Matías Tombolini, rotó por las mesas y, al igual que los coordinadores, tomó nota de las inquietudes e iniciativas vecinales. Como en las oportunidades anteriores, el encuentro contó con la colaboración del Gobierno porteño.

Inseguridad (por ejemplo, presencia de narcos y sospecha de connivencia policial, casas tomadas y agresiones de delincuentes contra el personal de guardia de los hospitales Santa Lucía y Ramos Mejía), falta de higiene (ratas, acumulación de basura), edificios en mal estado (con el consecuente riesgo de derrumbe), veredas rotas, descuido de las plazas públicas y el peligro que encarnan las bicisendas de doble mano fueron algunos de los problemas más recurrentes.

Entre las iniciativas, se mencionó la creación de un programa de trabajo conjunto entre los jubilados profesionales y los jóvenes del barrio para la resolución de las necesidades particulares de la comuna, la construcción de nuevos jardines de infantes y la realización de campañas de divulgación y concientización acerca de los puntos verdes de la Ciudad. También se propuso que las bicisendas sean de una sola mano, que se pongan contenedores para donar ropa vieja que los vecinos no usen, que se difunda la dirección de las fiscalías para realizar denuncias por delitos sin tener que pasar por la comisaría, que se coloquen más cámaras de seguridad y que se realicen acciones tendientes a mejorar la higiene del barrio, como desratizaciones y mayor limpieza de los residuos acumulados en la vía pública. También se mencionó la plaza ordenada por la ley denominada “Manzana 66”, sancionada por la Legislatura porteña en 2017 a propuesta de los vecinos del barrio.

Finalizando la reunión, Tombolini les agradeció a los presentes por su participación y explicó que el CESBA tiene la potestad de elaborar proyectos de ley, de realizar informes y de aconsejar al Poder Ejecutivo de la Ciudad. Luego, invitó a los coordinadores a hacer una síntesis de lo charlado en cada mesa y se comprometió a que los planteos vecinales fueran publicados en la página web del Consejo.

Vecinos de Flores debatieron iniciativas para su barrio

Vecinos de Flores debatieron iniciativas para su barrio

Más de cien personas participaron, compartieron inquietudes y dieron a conocer sus propuestas en las mesas de debate que el Consejo Económico y Social organizó en la sede de la Asociación Española de Socorros Mutuos. Las mismas fueron coordinadas por los asesores técnicos de diferentes organizaciones del organismo porteño. El presidente del organismo, Matías Tombolini, rotó por ellas y cerró la reunión con un agradecimiento.

Con muy alta concurrencia se llevó adelante la tercera jornada del programa “CESBA en los Barrios – Encuentro con Vecinos”. En esta oportunidad, fue en el barrio de Flores (Comuna 7), con la participación de más de cien personas que, el viernes 14 por la tarde, se acercaron a las instalaciones de la Asociación Española de Socorros Mutuos, ubicada en Pedernera 143.

Allí se colocaron ocho mesas de debate, coordinadas por asesores técnicos de diferentes organizaciones que componen el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA) –en este caso fueron FECOBA, CGT, CGE, CEC, CPCE y SUTERH– y por personal del organismo porteño. Como en las oportunidades anteriores, el encuentro contó con la colaboración del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Durante una hora y media, en cada mesa, los vecinos relataron los problemas del barrio y propusieron diferentes alternativas para solucionarlos. El presidente del CESBA, Matías Tombolini, fue rotando por todas ellas y, al igual que los asesores técnicos, tomó nota de las inquietudes e iniciativas.

Entre los problemas recurrentes, se mencionó las roturas de veredas; la falta de estacionamientos, luminarias y contenedores de residuos (en el caso de los últimos, se habló también de su mala colocación en algunos lugares); la inseguridad en ciertas zonas consideradas por los vecinos como “liberadas” por la policía (desde Nazca y Rivadavia hacia el oeste, y sobre Alberdi, entre Lacarra y San Pedrito, por ejemplo); la acumulación de basura en algunos sectores del barrio; la existencia de talleres clandestinos en el perímetro delimitado por Rivadavia, Bolivia, Avellaneda y Helguera; la existencia de comercios ilegales y manteros que ocupan el espacio público; el mal estado del Hospital Israelita y del Sanatorio San Patricio; las diferencias de precios entre lo que figura en la aplicación del Gobierno porteño sobre ferias barriales y lo que allí realmente se termina cobrando, y la poca presencia policial en el barrio, sobre todo en la zona del hospital Piñero, entre muchas otras cuestiones que preocupan a los residentes de Flores.

Pero, también, los vecinos presentaron propuestas. Algunas de ellas fueron la construcción de una salita vacunatoria en la Villa 1-11-14; adelantar el horario legal para sacar los residuos a la calle (el objetivo es evitar las “entraderas” nocturnas); que se construyan estacionamientos subterráneos y, también, en los predios libres; que por cada departamento nuevo que se edifique sea obligatoria la construcción de una cochera; que se capacite a los ciudadanos en la manipulación de los residuos; que se ordene a las empresas de colectivos a instalar una aplicación que pueda descargarse en los celulares y que indique, vía GPS, si las unidades se están acercando a la parada, de manera que los usuarios puedan calcular a qué hora llegan y no tengan que esperar tanto tiempo exponiéndose a los robos; que se coloquen más cámaras de seguridad (por ejemplo, en el cruce de Aranguren y Artigas); que los parquímetros se puedan pagar con la tarjeta Sube, y que sea el Estado, en lugar de los frentistas, el responsable del mantenimiento de las veredas.

Con esta nueva modalidad de colocación de mesas participativas, el programa “CESBA en los Barrios” (que ya se venía realizando a través de visitas a diferentes instituciones referentes y con el que ya se recorrió dos veces la totalidad de las comunas) busca fomentar el contacto con y entre vecinos, y el acercamiento de propuestas.

Los primeros dos encuentros vecinales se llevaron a cabo los viernes 10 y 24 de agosto, en Caballito y Villa General Mitre. El objetivo es llegar a todos los barrios de la Ciudad con esta iniciativa.

Culminando la reunión, y a pedido del presidente del CESBA, los coordinadores de las mesas expusieron sintéticamente lo charlado por cada grupo. Luego, Tombolini se comprometió a que, como en las ocasiones anteriores, los planteos vecinales fueran publicados en la página del Consejo y les pidió a los participantes su opinión acerca de la metodología de acercamiento implementada. También, recordó que el CESBA tiene potestad para elaborar proyectos de ley y para realizar informes y aconsejar al Poder Ejecutivo porteño.

Finalmente, agradeció a los vecinos su presencia. “Hoy tuvimos un alto grado de participación y nos vamos con muchas propuestas, algunas realmente muy interesantes. Muchas gracias por haber venido”, concluyó el titular del Consejo.

 

«Tombo», en el Club de Amigos y la Galería Ruth Benzacar

«Tombo», en el Club de Amigos y la Galería Ruth Benzacar

En el marco del programa CESBA en los Barrios, el presidente del Consejo Económico y Social, Matías Tombolini, recorrió estas instituciones de las comunas 14 y 15.

La galería Ruth Benzacar nació hace 53 años y lleva el nombre de su fundadora. Es una de las más destacadas de la Ciudad de Buenos Aires y del país. En 2014, después de haber ocupado un local en la calle Florida al 1000, se mudó a Villa Crespo (Comuna 15). En la actualidad, es dirigida por Orly Benzacar y Mora Bacal, hija y nieta de Ruth, respectivamente. Desde sus comienzos, la galería tiene un fuerte compromiso con el arte contemporáneo, con especial énfasis en la difusión del trabajo de artistas de nuestro país.

Hasta allí se acercó el presidente del CESBA, Matías Tombolini, para dialogar con Mora Bacal, quien hizo un balance de las actividades llevadas a cabo por la institución desde sus inicios, destacando el renombre que la misma ha alcanzado entre los artistas y el público del arte en general.

Luego, el presidente del CESBA recorrió las instalaciones del Club de Amigos, en el barrio de Palermo (Comuna 14), y se reunió con miembros de la Comisión Directiva. Se trata de una asociación civil deportiva sin fines de lucro fundada en 1985, que se especializa en la iniciación deportiva para chicos. La institución fue declarada en 1995 Entidad de Bien Público y obtuvo, en 2008, el Premio Nacional a la Calidad.

En la actualidad, el club tiene 12.500 socios. El 70% son chicos y adolescentes menores de 16 años. En diálogo con Tombolini, desde la Comisión Directiva destacaron el compromiso de los socios con la entidad y los valores de honestidad y ética que promueven en todas las actividades que realizan. Un dato destacable es que el club participará, a instancias del Comité Olímpico Internacional, de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán este año en la Ciudad. Allí expondrá su experiencia social y deportiva como ejemplo de organización para todos los participantes.